Renta 2008

Impuesto regulado por la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas físicas y de modificación parcial de las leyes de los impuestos de sociedades, sobre la Renta de no residentes y sobre el Patrimonio (BOE 285/2006, de 29 de noviembre), (en adelante, nueva LIRPF).

La nueva LIRPF, con entrada en vigor el 1 de enero de 2007, deroga el anterior RD- legislativo 3/2004, de 5 de marzo, Texto Refundido de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, en adelante (TRLIRPF).

La naturaleza, objeto y ámbito de aplicación que se regula en el titulo preliminar no sufre una modificación del contenido respecto de la derogada Ley.

El impuesto sobre la renta de las personas físicas es un tributo de carácter personal y directo que grava, según los principios de igualdad, generalidad y progresividad, la renta de las personas físicas de acuerdo con sus circunstancias personales y familiares”.

Por consiguiente, el IRPF es una figura tributaria que se ajusta plenamente a los principios definidos en el apartado primero del artículo 31 de la Constitución española de 1978 (CE) por cuanto, recayendo sobre una manifestación inmediata de capacidad económica, permite singularizar la deuda tributaria que se exige a cada contribuyente.

Por su carácter personal, el impuesto recae sobre toda la capacidad económica del contribuyente o, lo que es lo mismo, sobre su <> independientemente del lugar donde se haya obtenido y sin perjuicio de la aplicación de instrumentos técnicos para eliminar la doble imposición internacional.

Pero como expresa el Preámbulo de la Ley, en cuanto a su contenido según contempla en el Título preliminar se define como objeto del Impuesto la renta del contribuyente, entendiendo por tal la suma de todos sus rendimientos, ganancias y pérdidas patrimoniales e imputación de rentas. En contra de lo establecido en la legislación anterior donde el objeto del impuesto era la renta disponible, (la resultante de disminuir las rentas totales obtenidas con el importe de las reducciones).

EL OBJETO DEL IMPUESTO

Es gravar la renta del contribuyente es decir, la totalidad de sus rendimientos , ganancias y pérdidas patrimoniales y las imputaciones de renta que se establezcan por la ley, con independencia del lugar donde se hubiesen producido y cualquiera que sea la residencia del pagador.

Por lo que se refiere a su ámbito territorial de aplicación, el impuesto se exige en todo el territorio nacional, sin perjuicio de lo dispuesto en los Tratados y Convenios internacionales suscritos por España y, en particular, de la aplicación de los Convenios de doble imposición. (De acuerdo con lo dispuesto en el artículo 96 de la Constitución Española, forman parte del ordenamiento interno).

Sin embargo, considerando las competencias fiscales atribuidas a las haciendas autonómicas, es preciso diferenciar:

. De una parte, las Comunidades de Navarra y del País Vasco, respecto a las cuales se trata un <> en los términos establecidos en la Ley 12/2002, de 23 de mayo, y en la Ley 28/1990, de 26 de diciembre, cuya regulación y exacción corresponde exclusivamente a las respectivas Diputaciones

Forales.

· Y, de otra, las demás Comunidades Autónomas de régimen común, respecto a las cuales, con arreglo a lo dispuesto en la Ley 21/2001, de 27 de diciembre, se trata un tributo <>.

LA OBLIGACIÓN DE DECLARAR

A continuación vamos a indicar de forma resumida los criterios normativos que sirven para determinar los contribuyentes, en tributación individual o conjunta, que no están obligados a declarar en el ejercicio 2007.

Todo contribuyente esta obligado a presentar declaración con una serie de excepciones como son los supuestos de rentas reducidas, y unas excepciones a la excepción ya que se obliga a recaudar a contribuyentes que no superan los límites si concurren ciertas circunstancias.

Para la devolución rápida se deberá presentar declaración del impuesto.

Desaparece el procedimiento de devolución por comunicación de datos prevista para los no declarantes.

El contribuyente debe reunir dos requisitos: En primer lugar, obtener una determinada renta; y en segundo lugar, no exceder de los límites previstos:

Cuadro comparativoObligación de declarar. Límites TRIRPF (Ley anterior) LIRPF (Ley vigente)

Rendimiento de trabajo(nota1)Rendimiento íntegros de capital mobiliario y ganancias patrimoniales sometidos a retención o ingreso a cuenta. 22.000,- €/anuales 22.000,- €/anuales

Rendimiento íntegros de capital mobiliario y ganancias patrimoniales sometidos a retención o ingreso a cuenta. (límite conjunto) 1.600 €/anuales 1.600 €/anuales

Conjunto de rentas:Rentas inmobiliarias imputadas, rendimientos íntegros de capital mobiliario no sujetos a retención derivados de Letras del tesoro y subvenciones para la adquisición de viviendas de protección oficial o de precio tasado 1.000 €/anuales 1.000 €/anuales

Pérdidas patrimoniales No previsto 500 €/anuales

Rendimientos de trabajo, capital (mobiliario o inmobiliario) de actividades económicas o ganancias patrimoniales (con o sin retención).(Límite conjunto) 1.000 €/anuales 1.000 €/anuales

Especial

Rendimientos de trabajos íntegros. En las siguientes circunstancias 8.000 €/anuales-suma del resto menor de 1.000 euros-retención especial sobre prestaciones pasivas.-Pensiones compensatorias anuales por alimentos-Pagador no obligado a retener. 10.000 €/anuales-suma del resto menor de 1.000 euros-retención especial sobre prestaciones pasivas.-Pensiones compensatorias anuales por alimentos-Pagador no obligado a retener.-Rendimiento de trabajo sometido a tipo fijo.

Están obligados a declarar en todo caso los contribuyentes que tengan derecho a deducción por inversión de vivienda, por cuenta ahorro-empresa, por doble imposición internacional o que realicen aportaciones a patrimonios protegidos de las personas con discapacidad, planes de pensiones, planes de previsión asegurados o MPS, planes de previsión social empresarias y seguros de dependencia que reduzcan la base imponible, de conformidad con lo que se establezcan reglamentariamente.

Con la LIRPF se amplía la exoneración de declaración eliminando la limitación que existía a las rentas procedentes de un solo inmueble y ampliando la referencia a todas las actividades económicas en el límite conjunto de 1.000 euros (antes sólo a las actividades profesionales).

Se amplia la exoneración de declaración, eliminando la limitación que existía a las rentas procedentes de un solo inmueble ya ampliando la referencia a todas las actividades económicas en el límite conjunto de 1.000 euros (antes sólo a las actividades profesionales).

En la tributación conjunta es la excepción, regulada en la Ley en el Título IX, “Tributación familiar”.En la Tributación familiar se mantiene la regulación en idénticos términos que en la derogada ley.

Se mantiene la reducción en la base por tributación conjunta, cuando el resto de circunstancias familiares han pasado a tenerse en cuenta en el cálculo de la cuota.

Según determina la exposición de motivos de la Ley se aprovecha la reforma para recuperar el principio de equidad horizontal en esta materia y se refleja en que se reconoce una cuantía de mínimo vital en términos de base que, como consecuencia de la técnica fiscal con que se aplica, produce un efecto que es similar en la deducción de la cuota.

A continuación se presenta un comparativo que muestra la elevación nominal de las reducciones:

COMPARATIVO DE REDUCCIONES

TRLIRPF LIRPF

Mínimo Personal- General —3.400- Mayor de 65 años—800- Mayor de 75 años—1.000 Mínimo del Contribuyente- General —5.050- Mayor de 65 años—900- Mayor de 75 años—1.100

Tributación conjunta- Cuantía del Mínimo personal.- General —6.800 – Monoparental—5.550 Tributación conjunta. Reducción en base además del mínimo del contribuyente que no se altera.- General —3.400 (total 8.450)- Monoparental—2.150 (total 7.200)

Mínimo por descendientes- 1º – 1.400- 2º – 1.500- 3º – 2.200- 4º y siguientes- 2.300- Menor de tres años: -1.200 ( se suman a los anteriores) – Fallecimiento en el año- 1.400 Mínimo por descendientes- 1º – 1.800- 2º – 2.000- 3º – 3.600- 4º y siguientes- 4.100- Menor de tres años: -2.200 ( se suman a los anteriores )- Fallecimiento en el año- 1.800

Mínimo por ascendiente- General-800- Mayor de 75 años-1.000 Mínimo por ascendiente- General-900- Mayor de 75 años-2.000 (900 + 1.100)

Mínimo por discapacidad- Contribuyente:- General – 2.000- Más del 65%- 5.000- Asistencia – 2.000 ( se suma a los anteriores).- Ascendientes y Descendientes:- General- 2.000- Más del 65% 5.000- Asistencia-2.000 (se suma a los anteriores) Mínimo por discapacidad- Contribuyente:- General – 2.270- Más del 65%- 6.900- Asistencia – 2.270 ( se suma a los anteriores).- Ascendientes y Descendientes:- General- 2.270- Más del 65% 6.900- Asistencia-2.270 (se suma a los anteriores)

Desde una perspectiva objetiva o material, según el artículo 6 LIRPF, son

rentas sujetas al impuesto, siempre que su percepción no constituya hecho imponible en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones: a) De una parte, los rendimientos: del trabajo, del capital -mobiliario o inmobiliario- y de las actividades económicas; b) Y, de otra, las ganancias y pérdidas patrimoniales. Además, también se sujetan a gravamen determinadas capacidades económicas no explícitas denominadas por la ley rentas imputadas.

En consecuencia, mediante el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas lo que se pretende es sujetar a gravamen el enriquecimiento obtenido por una persona natural -que según la ley sea contribuyente- en un periodo de tiempo predeterminado.

No obstante lo anterior, en el artículo 2 LIRPF se establece que el verdadero

objeto de gravamen del impuesto es la renta obtenido.

Es decir, se elimina respecto de la derogada ley, el concepto de capacidad

económica del contribuyente, entendida como renta disponible.

Todo ello en función de lo que se explica en la exposición de motivos de la ley en

la que se define como objeto del impuesto de la renta del contribuyente como “..la

suma de todos sus rendimientos, ganancias y pérdidas patrimoniales e imputaciones de rentas. Frente a la noción anterior de considerar como objeto del Impuesto de la renta disponible, es decir la resultante de disminuir las rentas totales obtenidas en el importe de las reducciones por circunstancias personales y familiares, se entiende, por las razones expuestas en el apartado II anterior, que la consideración de estas circunstancias en el momento del cálculo del Impuesto elimina las discriminaciones no deseadas que introduce el sistema actual…”

El legislador introduce un conjunto de reducciones en los rendimientos, en la base

liquidable -y también unos mínimos exentos- para, de este modo, cuantificar las

necesidades económicas a las que el sujeto pasivo debe atender y excluir de gravamen una parte de la renta sujeta.

LOS RENDIMIENTOS DE LAS ACTIVIDADES ECONÓMICAS

Con arreglo a lo establecido en el artículo 27 LIRPF, son rendimientos

íntegros de las actividades económicas del sujeto pasivo los que procedan del

ejercicio, por cuenta propia, de cualquier profesión o empresa que suponga ordenar medios materiales y humanos para producir o distribuir toda clase de bienes y servicios.

En este sentido debe señalarse que, si bien la ley no efectúa distinción alguna,

todavía se mantiene la tradicional clasificación tripartita entre: actividades

empresariales, actividades profesionales -que incluye las artísticas y deportivas-,

y actividades agrícolas, ganaderas y forestales.

Por otra parte, mención especial merece lo dispuesto en el apartado segundo

del artículo 27 LIRPF según el cual el arrendamiento de inmuebles únicamente

tendrá la consideración de <> si la gestión se desarrolla en un local exclusivamente destinado al efecto y se dispone de una persona empleada con contrato laboral a jornada completa. En caso contrario, las cantidades percibidas por el arrendador se consideran rendimientos del capital inmobiliario. (desaparece la compraventa de inmuebles).

La compraventa de inmuebles se considerará actividad económica o ganancia o pérdida patrimonial según que se den las circunstancias que correspondan en cada caso en los términos generales que definen la actividad económica.

Por lo que se refiere a los criterios de imputación de esta clase de rentas, con arreglo a lo dispuesto en el artículo 18.3 LIRPF, se considera que el rendimiento lo obtiene la persona que efectivamente desarrolla la actividad económica o, lo que es lo mismo, que de forma personal, habitual y directa actúa frente a terceros como empresario o profesional.

No obstante lo anterior, en aplicación de lo establecido en el artículo 10 LIRPF, las rentas correspondientes a las sociedades civiles -excluidas las sociedades agrarias de transformación-, herencias yacentes, comunidades de bienes y demás entidades jurídicas sin personalidad a que se refiere el artículo 35.4 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria (LGT), se atribuirán a los socios, herederos, comuneros o partícipes según la naturaleza de la fuente de la que

deriven, y en proporción a su participación en el capital o patrimonio de la entidad.

A tal efecto, en los artículos 86 a 90 de la LIRPF se establece que la renta atribuible a los miembros de dichas entidades se determinará: · Con arreglo a lo establecido en el RD legislativo 4/2004 que aprueba el TRLIS, si todos los socios o comuneros son sujetos pasivos de dicho impuesto o entidades no residentes que actúen en España mediante establecimiento permanente.

· O bien, con arreglo a las normas generales del IRPF si se trata de personas

físicas que tengan la condición de contribuyentes; aunque en este caso no serán de aplicación las reducciones por la obtención de rendimientos irregulares.

Para la determinación del rendimiento íntegro de las actividades económicas.

La Ley de Renta contempla tres posibilidades, cuya aplicación simultánea resulta absolutamente incompatible:

· En primer lugar, establece como régimen general la estimación directa que, en determinadas circunstancias, podrá efectuarse mediante la modalidad simplificada.

· En segundo lugar, desarrolla un régimen voluntario de estimación objetiva.

· Y finalmente, como procedimiento de cierre la ley se remite al régimen de

estimación indirecta, en cuyo caso se tendrán en cuenta preferentemente los

signos, índices y módulos establecidos para la estimación objetiva cuando se trate

de contribuyentes que hubieren renunciado a la aplicación de este último régimen de determinación de la base imponible.

LA ESTIMACIÓN DIRECTA

Con arreglo a lo dispuesto en el artículo 30 LIRPF, para la determinación del rendimiento de las actividades económicas del contribuyente, mediante estimación directa, se aplicará lo dispuesto en el RD-legislativo 4/2004, de 5 de marzo, por el que se aprueba el Texto Refundido del Impuesto de Sociedades (TRLIS). Por consiguiente, se partirá del resultado de la cuenta de pérdidas y ganancias que, debidamente corregido por los ajustes extracontables, y minorado, cuando proceda, por las pérdidas compensables, proporcionará el saldo neto a integrar en la base del impuesto sobre la renta.

La nueva ley 35/ 2006, de 28 de noviembre del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas y la Ley 36/2006, de 29 de noviembre, de medidas para la prevención del fraude fiscal han introducido novedades con respecto a la determinación del rendimiento neto por estimación directa.

En el artículo 30 se regula al igual que en la derogada Ley que los rendimientos

netos de las actividades económicas se determinará según las normas del Impuesto.

Sin embargo, en relación a los ingresos, establece que no se computarán los

resultados positivos o negativos resultantes de la transmisión de los elementos

patrimoniales afectos a la actividad puesto que, como se verá más adelante, se

consideran ganancias o pérdidas de patrimonio.

A tal efecto, según el artículo 29 LIRPF, tienen dicha consideración: a) Los

inmuebles en los que se desarrolle la actividad; b) Los bienes destinados a los

servicios económicos y socioculturales del personal; c) Y cualesquiera otros

necesarios para la obtención de los rendimientos, siempre que se utilicen

efectivamente y figuren debidamente contabilizados. En ningún caso, podrán

considerarse como elementos afectos los activos representativos de la participación en los fondos propios de una entidad o de la cesión a terceros de capitales propios.

GASTO DEDUCIBLE

Como novedad en la nueva Ley de renta para calcular el rendimiento neto, en

actividades económicas que lo determinan por estimación directa, se considera gasto deducible las cantidades abonadas en virtud de contrato de seguro, concertados con MPS por profesionales no integrados en el régimen de la Seguridad Social de los trabajadores por cuenta propia o autónomos, cuando actúen como alternativas a dicho régimen especial de la Seguridad Social, en la parte que tenga por objeto la cobertura de contingencias atendidas por la Seguridad Social, hasta un límite de 4.500 euros anuales.

Tendrán la consideración de gasto deducible las cantidades abonadas en virtud de

contratos de seguro, concertados con mutualidades de previsión social por

profesionales no integrados en el régimen especial de la Seguridad Social de los

trabajadores por cuenta propia o autónomos, cuando, a efectos de dar cumplimiento a la obligación prevista en la disposición adicional decimoquinta de la Ley 30/1995, de 8 de noviembre, de ordenación y supervisión de los seguros privados, actúen como alternativas al régimen especial de la Seguridad Social mencionado, en la parte que tenga por objeto la cobertura de contingencias atendidas por la Seguridad Social, con el límite de 4.500 euros anuales.

1. Cuando resulte debidamente acreditado, con el oportuno contrato laboral y la

afiliación al régimen correspondiente de la Seguridad Social, que el cónyuge o los

hijos menores del contribuyente que convivan con él, trabajan habitualmente y con

continuidad en las actividades económicas desarrolladas por el mismo, se deducirán, para la determinación de los rendimientos, las retribuciones estipuladas con cada uno de ellos, siempre que no sean superiores a las de mercado correspondientes a su cualificación profesional y trabajo desempeñado. Dichas cantidades se considerarán obtenidas por el cónyuge o los hijos menores en concepto de rendimientos de trabajo a todos los efectos tributarios.

2. Cuando el cónyuge o los hijos menores del contribuyente que convivan con él realicen cesiones de bienes o derechos que sirvan al objeto de la actividad

económica de que se trate, se deducirá, para la determinación de los rendimientos

del titular de la actividad, la contraprestación estipulada, siempre que no exceda

del valor de mercado y, a falta de aquélla, podrá deducirse la correspondiente a

este último. La contraprestación o el valor de mercado se considerarán rendimientos del capital del cónyuge o los hijos menores a todos los efectos tributarios.

Lo dispuesto en esta regla no será de aplicación cuando se trate de bienes y

derechos que sean comunes a ambos cónyuges.

3. Reglamentariamente podrán establecerse reglas especiales para la cuantificación de determinados gastos deducibles en el caso de empresarios y profesionales en estimación directa simplificada, incluidos los de difícil justificación.

4. Tendrán la consideración de gasto deducible para la determinación del rendimiento neto en estimación directa, las primas de seguro de enfermedad satisfechas por el contribuyente en la parte correspondiente a su propia cobertura y a la de su cónyuge e hijos menores de veinticinco años que convivan con él. El límite máximo de deducción será de 500 euros por cada una de las personas señaladas anteriormente.

LA ESTIMACIÓN DIRECTA SIMPLIFICADA

Por lo que se refiere a la estimación directa simplificada, según el artículo

30.1 LIRPF, La determinación de los rendimientos de actividades económicas se

efectuará, con carácter general, por el método de estimación directa, admitiendo dos modalidades, la normal y la simplificada.

La modalidad simplificada se aplicará para determinadas actividades económicas cuyo importe neto de cifra de negocios, para el conjunto de actividades desarrolladas por el contribuyente, no supere los 600.000 euros en el año inmediato anterior, salvo

que renuncie a su aplicación, en los términos que reglamentariamente se establezcan.

La peculiaridad de este régimen de determinación del rendimiento es el

reconocimiento de un coeficiente fijo del cinco por ciento de reducción del

rendimiento neto en concepto de provisiones y de gastos de difícil justificación.

Además, para calcular el gasto deducible en concepto de amortización del

inmovilizado se utilizará en todo caso el método lineal y se aplicarán los

porcentajes específicos de la tabla que, a tal efecto, apruebe el Ministerio de

Hacienda.

En los supuestos de renuncia o exclusión de la modalidad simplificada del método de estimación directa, el contribuyente determinará el rendimiento neto de todas sus actividades económicas por la modalidad normal de este método durante los tres años siguientes, en las condiciones que reglamentariamente se establezcan.

LA ESTIMACIÓN OBJETIVA

Finalmente, el régimen de estimación objetiva es un procedimiento de

cálculo del rendimiento neto procedente de las actividades económicas desarrolladas por el sujeto pasivo que no se basa en los verdaderos flujos económicos de la empresa sino en signos, índices y módulos.

No obstante lo anterior, con arreglo a lo dispuesto en el artículo 49 TRLIRPF,

aunque se configura como un régimen de carácter voluntario -puesto que cabe la

renuncia a su aplicación-, lo cierto es que no tiene un alcance general, ya que

únicamente podrán acogerse al mismo los contribuyentes en los que concurran las

siguientes condiciones:

De conformidad con los dispuesto en el articulo 31 de la LIRPF.

1.El método de estimación objetiva de rendimientos para determinadas actividades económicas se aplicará, en los términos que reglamentariamente se establezcan, con arreglo a las siguientes normas:

.contribuyentes que reúnan las circunstancias previstas en las normas reguladoras de este método determinarán sus rendimientos conforme al mismo, salvo que renuncien a su aplicación, en los términos que reglamentariamente se establezcan.

2. El método de estimación objetiva se aplicará conjuntamente con los regímenes especiales establecidos en el Impuesto sobre el Valor Añadido o en el Impuesto General Indirecto Canario, cuando así se determine reglamentariamente.

3. Este método no podrá aplicarse por los contribuyentes cuando concurra cualquiera de las siguientes circunstancias, en las condiciones que se establezcan

reglamentariamente:

a. Que determinen el rendimiento neto de alguna actividad económica por el método de estimación directa.

b. Que el volumen de rendimientos íntegros en el año inmediato anterior supere cualquiera de los siguientes importes:

· Para el conjunto de sus actividades económicas, 450.000 euros anuales.

· Para el conjunto de sus actividades agrícolas y ganaderas, 300.000 euros anuales.

.

A estos efectos, sólo se computarán las operaciones que deban anotarse en el Libro registro de ventas o ingresos previsto en el artículo 67.7 del Reglamento de este Impuesto, o en el libro registro de ingresos previsto en el artículo 40.1 del Reglamento del Impuesto sobre el Valor Añadido, aprobado por el Real Decreto

1624/1992, de 29 de diciembre, y las operaciones por las que estén obligados a emitir y conservar facturas, de acuerdo con lo dispuesto en el Reglamento por el que se regulan las obligaciones de facturación, aprobado por el Real Decreto 1496/2003, de 28 de noviembre.

No obstante, deberán computarse no sólo las operaciones correspondientes a las actividades económicas desarrolladas por el contribuyente, sino también las correspondientes a las desarrolladas por el cónyuge, descendientes y ascendientes, así como por entidades en régimen de atribución de rentas en las que participen cualquiera de los anteriores, en las que concurran las siguientes circunstancias:

* Que las actividades económicas desarrolladas sean idénticas o similares. A estos efectos, se entenderán que son idénticas o similares las actividades económicas clasificadas en el mismo grupo en el Impuesto sobre Actividades Económicas.

* Que exista una dirección común de tales actividades, compartiéndose medios

personales o materiales.

Cuando en el año inmediato anterior se hubiese iniciado una actividad, el volumen de ingresos se elevará al año.

c. Que el volumen de las compras en bienes y servicios, excluidas las adquisiciones de inmovilizado, en el ejercicio anterior supere la cantidad de 300.000 euros anuales. En el supuesto de obras o servicios subcontratados, el importe de los mismos se tendrá en cuenta para el cálculo de este límite.

A estos efectos, deberán computarse no sólo el volumen de compras correspondientes a las actividades económicas desarrolladas por el contribuyente, sino también las correspondientes a las desarrolladas por el cónyuge, descendientes y ascendientes, así como por entidades en régimen de atribución de rentas en las que participen cualquiera de los anteriores, en las que concurran las circunstancias señaladas en la letra b. anterior

Cuando en el año inmediato anterior se hubiese iniciado una actividad, el volumen de compras se elevará al año.

d. Que las actividades económicas sean desarrolladas, total o parcialmente, fuera

del ámbito de aplicación del Impuesto al que se refiere el artículo 4 de esta Ley.

4. El ámbito de aplicación del método de estimación objetiva se fijará, entre otros

extremos, bien por la naturaleza de las actividades y cultivos, bien por módulos

objetivos como el volumen de operaciones, el número de trabajadores, el importe de las compras, la superficie de las explotaciones o los activos fijos utilizados, con

los límites que se determinen reglamentariamente para el conjunto de actividades

desarrolladas por el contribuyente y, en su caso, por el cónyuge, descendientes y

ascendientes, así como por entidades en régimen de atribución de rentas en las que participen cualquiera de los anteriores.

5. En los supuestos de renuncia o exclusión de la estimación objetiva, el

contribuyente determinará el rendimiento neto de todas sus actividades económicas por el método de estimación directa durante los tres años siguientes, en las condiciones que reglamentariamente se establezcan.

El cálculo del rendimiento neto en la estimación objetiva se regulará por lo

establecido en este artículo y las disposiciones que lo desarrollen.

Las disposiciones reglamentarias se ajustarán a las siguientes reglas:

En el cálculo del rendimiento neto de las actividades económicas en estimación

objetiva, se utilizarán los signos, índices o módulos generales o referidos a

determinados sectores de actividad que determine el Ministro de Economía y Hacienda, habida cuenta de las inversiones realizadas que sean necesarias para el desarrollo de la actividad.

La aplicación del método de estimación objetiva nunca podrá dar lugar al gravamen de las ganancias patrimoniales que, en su caso, pudieran producirse por las diferencias entre los rendimientos reales de la actividad y los derivados de la correcta aplicación de estos métodos.

RENDIMIENTOS IRREGULARES

Con la nueva regulación en la nueva ley de renta se determina lo siguiente:

Se modifican las normas para la determinación del rendimiento neto. Así, para

calcular el volumen de rendimientos íntegros del año anterior, que sirve como base para limitar la aplicación de este régimen. Se establece en 450.00O euros al año para el conjunto de actividades económicas del contribuyente.

En el cómputo se incluyen, además del volumen correspondiente al propio

contribuyente a título individual el de las actividades económicas desarrolladas por

el cónyuge, ascendiente o descendientes o entidades en régimen de atribución de

rentas en las que participen cualquiera de los mencionados con anterioridad en las

que concurran las siguientes circunstancias:

– Que las actividades económicas desarrolladas sean idénticas o similares. A estos efectos, se entienden que son idénticas o similares las actividades económicas clasificadas en el mismo grupo en el IAE.

– Que exista una dirección común de tales actividades, compartiéndose medios personales o materiales.

Se regula la exclusión de este régimen cuando por el volumen de compras en bienes y servicios, a excepción de las inmovilizado, se superen los 300.000 euros/año, ya sea individualmente o computando las actividades del cónyuge, ascendiente o descendientes o entidades en régimen de atribución de rentas en las que participen cualquiera de los mencionados con anterioridades las que concurran las circunstancias anteriores.

Como en la regulación anterior, se excluye la aplicación de este régimen cuando el

contribuyente declare por estimación directa en otra actividad económica.

En cualquier caso, con arreglo a lo dispuesto en el artículo 30 TRLIRPF, los

rendimientos de las actividades económicas -independientemente del procedimiento seguido para su determinación- que se hubieren obtenido de forma notoriamente irregular en el tiempo, o cuyo periodo de generación sea superior a dos años, se reducirán en un 40 por ciento.

A tal efecto, según el artículo 24 RIRPF, tienen dicha consideración entre otros

los siguientes:

· Las subvenciones de capital para la adquisición de elementos del inmovilizado no amortizables.

· Las indemnizaciones y ayudas por cese de actividades económicas, entre las que destacan las financiadas a cargo de fondos comunitarios.

· Los premios literarios, artísticos o científicos que no disfruten de exención.

· Y las indemnizaciones percibidas en sustitución de derechos económicos de

duración indefinida.

LAS GANANCIAS Y PÉRDIDAS PATRIMONIALES

Con arreglo a lo establecido en el artículo 33 LIRPF, las ganancias y

pérdidas patrimoniales son las variaciones en el valor del patrimonio del

contribuyente puestas de manifiesto con ocasión de cualquier alteración en su

composición, incluidas las procedentes de los elementos afectos a las actividades

económicas del sujeto pasivo, y excluidas las derivadas de la transmisión de activos o instrumentos financieros representativos de la cesión a terceros de capitales propios.

En consecuencia, no se sujetan a gravamen las revalorizaciones patrimoniales

no realizadas, ni tampoco aquellos aumentos en el patrimonio del sujeto pasivo que constituyen el objeto de gravamen del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones (ISD).

Además, según lo dispuesto en el artículo 39 LIRPF, Tendrán la consideración de

ganancias de patrimonio no justificadas los bienes o derechos cuya tenencia,

declaración o adquisición no se corresponda con la renta o patrimonio declarados por el contribuyente, así como la inclusión de deudas inexistentes en cualquier

declaración por este impuesto o por el Impuesto sobre el Patrimonio, o su registro

en los libros o registros oficiales.

Las ganancias patrimoniales no justificadas se integrarán en la base liquidable

general del período impositivo respecto del que se descubran, salvo que el

contribuyente pruebe suficientemente que ha sido titular de los bienes o derechos

correspondientes desde una fecha anterior a la del período de prescripción.

SUPUESTOS DE NO SUJECIÓN Y DE EXENCIÓN DEL GRAVAMEN

Son ganancias y pérdidas patrimoniales las variaciones en el valor del patrimonio

del contribuyente que se pongan de manifiesto con ocasión de cualquier alteración en la composición de aquél, salvo que por esta Ley se califiquen como rendimientos.

1-Se estimará que no existe alteración en la composición del patrimonio:

a. En los supuestos de división de la cosa común.

b. En la disolución de la sociedad de gananciales o en la extinción del régimen

económico matrimonial de participación.

c. En la disolución de comunidades de bienes o en los casos de separación de comuneros.

Los supuestos a que se refiere este apartado no podrán dar lugar, en ningún caso, a la actualización de los valores de los bienes o derechos recibidos.

2-Se estimará que no existe ganancia o pérdida patrimonial en los siguientes supuestos:

a. En reducciones del capital. Cuando la reducción de capital, cualquiera que sea su finalidad, dé lugar a la amortización de valores o participaciones, se considerarán amortizadas las adquiridas en primer lugar, y su valor de adquisición se distribuirá proporcionalmente entre los restantes valores homogéneos que permanezcan en el patrimonio del contribuyente. Cuando la reducción de capital no afecte por igual a todos los valores o participaciones propiedad del contribuyente, se entenderá referida a las adquiridas en primer lugar.

Cuando la reducción de capital tenga por finalidad la devolución de

aportaciones, el importe de ésta o el valor normal de mercado de los bienes

o derechos percibidos minorará el valor de adquisición de los valores o

participaciones afectadas, de acuerdo con las reglas del párrafo anterior,

hasta su anulación. El exceso que pudiera resultar se integrará como

rendimiento del capital mobiliario procedente de la participación en los

fondos propios de cualquier tipo de entidad, en la forma prevista para la

distribución de la prima de emisión, salvo que dicha reducción de capital

proceda de beneficios no distribuidos, en cuyo caso la totalidad de las

cantidades percibidas por este concepto tributará de acuerdo con lo

previsto en el apartado a del artículo 25.1 de esta Ley. A estos efectos, se

considerará que las reducciones de capital, cualquiera que sea su finalidad,

afectan en primer lugar a la parte del capital social que no provenga de

beneficios no distribuidos, hasta su anulación.

b. Con ocasión de transmisiones lucrativas por causa de muerte del contribuyente.

c. Con ocasión de las transmisiones lucrativas de empresas o participaciones a las que se refiere el apartado 6 del artículo 20 de la Ley 29/1987, de 18 de diciembre, del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones.

Los elementos patrimoniales que se afecten por el contribuyente a la

actividad económica con posterioridad a su adquisición deberán haber

estado afectos ininterrumpidamente durante, al menos, los cinco años

anteriores a la fecha de la transmisión.

d. En la extinción del régimen económico matrimonial de separación de bienes, cuando por imposición legal o resolución judicial se produzcan adjudicaciones por causa distinta de la pensión compensatoria entre cónyuges. El supuesto al que se refiere este párrafo no podrá dar lugar, en ningún caso, a las actualizaciones de los valores de los bienes o derechos adjudicados.

e. Con ocasión de las aportaciones a los patrimonios protegidos constituidos a favor de personas con discapacidad.

No se computan como pérdidas y, por consiguiente, no se admite su

deducción en la base imponible:

· Las no justificadas y las debidas al consumo.

· Las liberalidades y las pérdidas en el juego.

· Las minusvalías que tienen su origen en transmisiones de elementos patrimoniales readquiridos por el contribuyente dentro del año siguiente a su enajenación.

· Ni tampoco, las producidas como consecuencia de la venta de valores negociables cuando, dentro de los dos meses anteriores o posteriores a la operación -un año si no cotizan en un mercado secundario oficial- se adquieran títulos homogéneos a los transmitidos.

Estarán exentas del Impuesto las ganancias patrimoniales que se pongan de manifiesto:

a) Con ocasión de las donaciones que se efectúen a las entidades citadas en el artículo 68.3 de esta ley.

b) Con ocasión de la transmisión de su vivienda habitual por mayores de 65 años o por persona en situación de dependencia severa o de gran dependencia de conformidad con la Ley de promoción de la autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia.

c) Con ocasión del pago previsto en el artículo 97.3 de esta Ley y de las

deudas tributarias s que se refiere el artículo 73 de la ley 16/1985, de 25 de

junio, de Patrimonio Histórico Español.

REGLAS DE VALORACIÓN

Se mantienen las normas generales de valoración.

Valor de adquisición es el importe real por el que dicha adquisición se hubiera efectuado. Más el coste de las inversiones y mejoras efectuadas en los bienes adquiridos y los gastos y tributos inherentes a la adquisición, excluidos los intereses, que hubieran sido satisfechos por el adquirente. Todo ello menos, es decir el valor se minorará en el importe de las amortizaciones.

El valor de adquisición a que se refiere el apartado anterior se actualizará

exclusivamente en el caso de bienes inmuebles, mediante la aplicación de los coeficientes que se establezcan en la correspondiente Ley de Presupuestos Generales del Estado.

El valor de transmisión es igual al importe real por el que la enajenación se

hubiese efectuado.

Se tomará el efectivamente satisfecho, siempre que no resulte inferior al normal de

mercado, en cuyo caso prevalecerá éste.

– (menos).

Gastos e impuestos inherentes a la transmisión cuando resulten satisfechos por el

transmitente.

En las transmisiones lucrativas, los valores de adquisición y transmisión serán los

que corresponda a efectos del ISD, pero con el límite del valor de mercado.

Con la nueva regulación establecida en la nueva LIRPF se añaden algunas presiones en las normas especiales de valoración.

Normas específicas de valoración según establece el artículo 37 de la LIRPF:

1. Cuando la alteración en el valor del patrimonio proceda:

a. De la transmisión a título oneroso de valores admitidos a negociación en alguno

de los mercados regulados de valores definidos en la Directiva 2004/39/CE del

Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de abril de 2004, relativa a los mercados de instrumentos financieros, y representativos de la participación en fondos propios de sociedades o entidades, la ganancia o pérdida se computará por la diferencia entre su valor de adquisición y el valor de transmisión, determinado por su cotización en dichos mercados en la fecha en que se produzca aquélla o por el precio pactado cuando sea superior a la cotización.

Para la determinación del valor de adquisición se deducirá el importe obtenido por

la transmisión de los derechos de suscripción.

No obstante lo dispuesto en el párrafo anterior, si el importe obtenido en la

transmisión de los derechos de suscripción llegara a ser superior al valor de

adquisición de los valores de los cuales procedan tales derechos, la diferencia

tendrá la consideración de ganancia patrimonial para el transmitente, en el período

impositivo en que se produzca la transmisión.

Cuando se trate de acciones parcialmente liberadas, su valor de adquisición será el importe realmente satisfecho por el contribuyente. Cuando se trate de acciones

totalmente liberadas, el valor de adquisición tanto de éstas como de las que

procedan resultará de repartir el coste total entre el número de títulos, tanto los

antiguos como los liberados que correspondan.

b. De la transmisión a título oneroso de valores no admitidos a negociación en

alguno de los mercados regulados de valores definidos en la Directiva 2004/39/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 21 de abril de 2004 relativa a los mercados de instrumentos financieros, y representativos de la participación en fondos propios de sociedades o entidades, la ganancia o pérdida se computará por la diferencia entre su valor de adquisición y el valor de transmisión.

Salvo prueba de que el importe efectivamente satisfecho se corresponde con el que habrían convenido partes independientes en condiciones normales de mercado, el valor de transmisión no podrá ser inferior al mayor de los dos siguientes:

o El teórico resultante del balance correspondiente al último ejercicio cerrado con anterioridad a la fecha del devengo del Impuesto.

o El que resulte de capitalizar al tipo del 20 % el promedio de los resultados de

los tres ejercicios sociales cerrados con anterioridad a la fecha del devengo del

Impuesto. A este último efecto, se computarán como beneficios los dividendos

distribuidos y las asignaciones a reservas, excluidas las de regularización o de

actualización de balances.

El valor de transmisión así calculado se tendrá en cuenta para determinar el valor

de adquisición de los valores o participaciones que corresponda al adquirente.

El importe obtenido por la transmisión de derechos de suscripción procedentes de

estos valores o participaciones tendrá la consideración de ganancia patrimonial parael transmitente en el período impositivo en que se produzca la citada transmisión.

Cuando se trate de acciones parcialmente liberadas, su valor de adquisición será el importe realmente satisfecho por el contribuyente. Cuando se trate de acciones

totalmente liberadas, el valor de adquisición, tanto de éstas como de las que

procedan, resultará de repartir el coste total entre el número de títulos, tanto los

antiguos como los liberados que correspondan.

c. De la transmisión o el reembolso a título oneroso de acciones o participaciones representativas del capital o patrimonio de las instituciones de inversión colectiva a las que se refiere el artículo 94 de esta Ley, la ganancia o pérdida patrimonial se computará por la diferencia entre su valor de adquisición y el valor de transmisión, determinado por el valor liquidativo aplicable en la fecha en que dicha transmisión o reembolso se produzca o, en su defecto, por el último valor liquidativo publicado. Cuando no existiera valor liquidativo se tomará el valor

teórico resultante del balance correspondiente al último ejercicio cerrado con

anterioridad a la fecha del devengo del Impuesto.

En supuestos distintos del reembolso de participaciones, el valor de transmisión así

calculado no podrá ser inferior al mayor de los dos siguientes:

o El precio efectivamente pactado en la transmisión.

o El valor de cotización en mercados secundarios oficiales de valores definidos en la Directiva 2004/39/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 21 de abril de 2004 relativa a los mercados de instrumentos financieros y, en particular, en sistemas organizados de negociación de valores autorizados conforme a lo previsto en el artículo 31.4 de la Ley 24/1988, de 28 de julio, del Mercado de Valores, en la fecha de la transmisión.

A los efectos de determinar el valor de adquisición, resultará de aplicación, cuando

proceda, lo dispuesto en la letra a de este apartado 1.

No obstante lo dispuesto en los párrafos anteriores, en el caso de transmisiones de participaciones en los fondos de inversión cotizados a los que se refiere el

artículo 49 del Reglamento de la Ley 35/2003, de 4 de noviembre, de instituciones de inversión colectiva, aprobado por el Real Decreto 1309/2005, de 4 de noviembre, realizadas en bolsa de valores, el valor de transmisión se determinará conforme a lo previsto en la letra a de este apartado.

d. De las aportaciones no dinerarias a sociedades, la ganancia o pérdida se

determinará por la diferencia entre el valor de adquisición de los bienes o derechos aportados y la cantidad mayor de las siguientes:

o Primera. El valor nominal de las acciones o participaciones sociales recibidas por la aportación o, en su caso, la parte correspondiente del mismo. A este valor se añadirá el importe de las primas de emisión.

o Segunda. El valor de cotización de los títulos recibidos en el día en que se

formalice la aportación o el inmediato anterior.

o Tercera. El valor de mercado del bien o derecho aportado.

El valor de transmisión así calculado se tendrá en cuenta para determinar el valor

de adquisición de los títulos recibidos como consecuencia de la aportación no

dineraria.

e. En los casos de separación de los socios o disolución de sociedades, se

considerará ganancia o pérdida patrimonial, sin perjuicio de las correspondientes a

la sociedad, la diferencia entre el valor de la cuota de liquidación social o el

valor de mercado de los bienes recibidos y el valor de adquisición del título o

participación de capital que corresponda.

En los casos de escisión, fusión o absorción de sociedades, la ganancia o pérdida

patrimonial del contribuyente se computará por la diferencia entre el valor de

adquisición de los títulos, derechos o valores representativos de la participación

del socio y el valor de mercado de los títulos, numerario o derechos recibidos o el

valor del mercado de los entregados.

f. De un traspaso, la ganancia patrimonial se computará al cedente en el importe que le corresponda en el traspaso.

Cuando el derecho de traspaso se haya adquirido mediante precio, éste tendrá la

consideración de precio de adquisición.

g. De indemnizaciones o capitales asegurados por pérdidas o siniestros en elementos patrimoniales, se computará como ganancia o pérdida patrimonial la diferencia entre la cantidad percibida y la parte proporcional del valor de adquisición que corresponda al daño. Cuando la indemnización no fuese en metálico, se computará la diferencia entre el valor de mercado de los bienes, derechos o servicios recibidos y la parte proporcional del valor de adquisición que corresponda al daño. Sólo se computará ganancia patrimonial cuando se derive un aumento en el valor del patrimonio del contribuyente.

h. De la permuta de bienes o derechos, incluido el canje de valores, la ganancia o pérdida patrimonial se determinará por la diferencia entre el valor de adquisición

del bien o derecho que se cede y el mayor de los dos siguientes:

o El valor de mercado del bien o derecho entregado.

o El valor de mercado del bien o derecho que se recibe a cambio.

i. De la extinción de rentas vitalicias o temporales, la ganancia o pérdida

patrimonial se computará, para el obligado al pago de aquéllas, por diferencia entre el valor de adquisición del capital recibido y la suma de las rentas efectivamente satisfechas.

j. En las transmisiones de elementos patrimoniales a cambio de una renta temporal o vitalicia, la ganancia o pérdida patrimonial se determinará por diferencia entre el valor actual financiero actuarial de la renta y el valor de adquisición de los elementos patrimoniales transmitidos.

k. Cuando el titular de un derecho real de goce o disfrute sobre inmuebles efectúe su transmisión, o cuando se produzca su extinción, para el cálculo de la ganancia o pérdida patrimonial el importe real a que se refiere el artículo 35.1.a de esta Ley se minorará de forma proporcional al tiempo durante el cual el titular no hubiese percibido rendimientos del capital inmobiliario.

l. En las incorporaciones de bienes o derechos que no deriven de una transmisión, se computará como ganancia patrimonial el valor de mercado de aquéllos.

m. En las operaciones realizadas en los mercados de futuros y opciones regulados por el Real Decreto 1814/1991, de 20 de diciembre, se considerará ganancia o pérdida patrimonial el rendimiento obtenido cuando la operación no suponga la cobertura de una operación principal concertada en el desarrollo de las actividades económicas realizadas por el contribuyente, en cuyo caso tributarán de acuerdo con lo previsto en la sección III de este capítulo.

n. En las transmisiones de elementos patrimoniales afectos a actividades económicas, se considerará como valor de adquisición el valor contable, sin perjuicio de las especialidades que reglamentariamente puedan establecerse respecto a las amortizaciones que minoren dicho valor.

2. A efectos de lo dispuesto en los párrafos a, b y c del apartado anterior, cuando existan valores homogéneos se considerará que los transmitidos por el contribuyente son aquéllos que adquirió en primer lugar. Asimismo, cuando no se transmita la totalidad de los derechos de suscripción, se entenderá que los transmitidos corresponden a los valores adquiridos en primer lugar.

Cuando se trate de acciones totalmente liberadas, se considerará como antigüedad de las mismas la que corresponda a las acciones de las cuales procedan.

3. Lo dispuesto en los párrafos d, e y h, para el canje de valores, del apartado 1

de este artículo se entenderá sin perjuicio de lo establecido en el capítulo VIII

del título VII del texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades.

4. El importe obtenido por la transmisión de derechos de suscripción preferente resultantes de ampliaciones de capital realizadas con objeto de incrementar el grado de difusión de las acciones de una sociedad con carácter previo a su admisión a negociación en alguno de los mercados secundarios oficiales de valores previstos en la Ley 24/1988, de 28 de julio, del Mercado de Valores, seguirá el régimen previsto en el párrafo a del apartado 1 de este artículo.

La no presentación de la solicitud de admisión en el plazo de dos meses, a contar

desde que tenga lugar la ampliación de capital, la retirada de la citada solicitud

de admisión, la denegación de la admisión o la exclusión de la negociación antes de haber transcurrido dos años del comienzo de la misma, determinarán la tributación del total importe obtenido por la transmisión de los derechos de suscripción, de acuerdo con el régimen previsto en el párrafo b del apartado 1 de este artículo.

EXENCIÓN POR REINVERSIÓN

Con la nueva regulación se mantiene la exención por reinversión de la vivienda

habitual. ( art. 38)

Reinversión en los supuestos de transmisión de vivienda habitual.

Podrán excluirse de gravamen las ganancias patrimoniales obtenidas por la

transmisión de la vivienda habitual del contribuyente, siempre que el importe total

obtenido por la transmisión se reinvierta en la adquisición de una nueva vivienda

habitual en las condiciones que reglamentariamente se determinen.

Cuando el importe reinvertido sea inferior al total de lo percibido en la

transmisión, únicamente se excluirá de tributación la parte proporcional de la

ganancia patrimonial obtenida que corresponda a la cantidad reinvertida.

GANANCIAS PATRIMONIALES NO JUSTIFICADAS

Como en la derogada Ley, las ganancias patrimoniales que no tenga correlación con los ingresos o cuya procedencia no se pueda justificar.

Se integraran en la base liquidable general del período impositivo respecto del que

se descubran, salvo que el contribuyente pruebe suficientemente que ha sido titular de los bienes o derechos correspondientes desde una fecha anterior a la del período de prescripción.

Régimen transitorio: Aplicación de coeficientes reductores o de abatimiento por

antigüedad ( Disposición Transitoria 9ª).

Determinación del importe de las ganancias patrimoniales derivadas de elementos

patrimoniales adquiridos con anterioridad a 31 de diciembre de 1994.

-. El importe de las ganancias patrimoniales correspondientes a transmisiones de

elementos patrimoniales no afectos a actividades económicas que hubieran sido

adquiridos con anterioridad a 31 de diciembre de 1994, se determinará con arreglo a las siguientes reglas:

1. En general, se calcularán, para cada elemento patrimonial, con arreglo a lo

establecido en la Sección IV, del Capítulo II, del Título III de esta Ley. De la

ganancia patrimonial así calculada se distinguirá la parte de la misma que se haya

generado con anterioridad a 20 de enero de 2006, entendiendo como tal la parte de la ganancia patrimonial que proporcionalmente corresponda al número de días

transcurridos entre la fecha de adquisición y el 19 de enero de 2006, ambos

inclusive, respecto del número total de días que hubiera permanecido en el

patrimonio del contribuyente.

La parte de la ganancia patrimonial generada con anterioridad a 20 de enero de 2006 se reducirá de la siguiente manera:

a. Se tomará como período de permanencia en el patrimonio del sujeto pasivo el número de años que medie entre la fecha de adquisición del elemento y el 31 de diciembre de 1996, redondeado por exceso.

En el caso de derechos de suscripción se tomará como período de permanencia el que corresponda a los valores de los cuales procedan.

Si se hubiesen efectuado mejoras en los elementos patrimoniales transmitidos se

tomará como período de permanencia de éstas en el patrimonio del sujeto pasivo el número de años que medie entre la fecha en que se hubiesen realizado y el 31 de diciembre de 1996, redondeado por exceso.

b. Si los elementos patrimoniales transmitidos fuesen bienes inmuebles, derechos sobre los mismos o valores de las entidades comprendidas en el artículo 108 de la Ley 24/1988, de 28 de julio, del Mercado de Valores, con excepción de las acciones o participaciones representativas del capital social o patrimonio de las Sociedades o Fondos de Inversión Inmobiliaria, se reducirá en un 11,11 % por cada año de permanencia de los señalados en la letra anterior que exceda de dos.

c. Si los elementos patrimoniales transmitidos fuesen acciones admitidas a

negociación en alguno de los mercados secundarios oficiales de valores definidos en la Directiva 2004/39/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 21 de abril de 2004 relativa a los mercados de instrumentos financieros, y representativos de la participación en fondos propios de sociedades o entidades, con excepción de las acciones representativas del capital social de Sociedades de Inversión Mobiliaria e Inmobiliaria, se reducirá en un 25 % por cada año de permanencia de los señalados en el párrafo a anterior que exceda de dos.

d. Las restantes ganancias patrimoniales generadas con anterioridad a 20 de enero de 2006 se reducirán en un 14,28 % por cada año de permanencia de los señalados en el párrafo a anterior que exceda de dos.

e. Estará no sujeta la parte de la ganancia patrimonial generada con anterioridad a 20 de enero de 2006 derivada de elementos patrimoniales que a 31 de diciembre de 1996 y en función de lo señalado en los párrafos b, c y d anteriores tuviesen un período de permanencia, tal y como éste se define en el párrafo a, superior a diez, cinco y ocho años, respectivamente.

2. En los casos de valores admitidos a negociación en alguno de los mercados regulados y de acciones o participaciones en instituciones de inversión colectiva a las que resulte aplicable el régimen previsto en las letras a y c del apartado 1 del artículo 37 de esta Ley, las ganancias y pérdidas patrimoniales se calcularán para cada valor, acción o participación de acuerdo con lo establecido en la Sección IV, del Capítulo II del Título III de esta Ley.

Si, como consecuencia de lo dispuesto en el párrafo anterior, se obtuviera como

resultado una ganancia patrimonial, se efectuará la reducción que proceda de las

siguientes:

a. Si el valor de transmisión fuera igual o superior al que corresponda a los

valores, acciones o participaciones a efectos del Impuesto sobre el Patrimonio del

año 2005, la parte de la ganancia patrimonial que se hubiera generado con

anterioridad a 20 de enero de 2006 se reducirá de acuerdo con lo previsto en la

regla 1 anterior. A estos efectos, la ganancia patrimonial generada con anterioridad a 20 de enero de 2006 será la parte de la ganancia patrimonial resultante de tomar como valor de transmisión el que corresponda a los valores, acciones o participaciones a efectos del Impuesto sobre el Patrimonio del año 2005.

b. Si el valor de transmisión fuera inferior al que corresponda a los valores,

acciones o participaciones a efectos del Impuesto sobre el Patrimonio del año 2005, se entenderá que toda la ganancia patrimonial se ha generado con anterioridad a 20 de enero de 2006 y se reducirá de acuerdo con lo previsto en la regla 1 anterior.

c.Si se hubieran efectuado mejoras en los elementos patrimoniales transmitidos se distinguirá la parte del valor de enajenación que corresponda a cada componente del mismo a efectos de la aplicación de lo dispuesto en este apartado

A los efectos de lo establecido en esta disposición, se considerarán elementos patrimoniales no afectos a actividades económicas aquellos en los que la desafectación de estas actividades se haya producido con más de tres años de antelación a la fecha de transmisión.

En relación a retenciones y pagos a cuenta se retendrá el 18 % de las ganancias patrimoniales siguientes:

– Las derivadas de las transmisiones o reembolsos de acciones y participaciones de IIC:

– Las derivadas de aprovechamientos forestales de los vecinos en montes públicos que reglamentariamente establezcan.

Los premios que se entreguen como consecuencia de la participación en juegos, concursos, rifas o combinaciones aleatorias, estén o no vinculadas a la oferta, promoción o venta de determinados vienes, productos o servicios

DE LA RENTA ESPECIAL A LA RENTA DEL AHORRO: CALIFICACIÓN DE LAS RENTAS

El articulo 6 de la nueva Ley se establece que a efectos de la determinación de la base imponible y del cálculo del Impuesto, la renta se calificará en general y ahorro. Esta distinción tiene sus consecuencias entre las que cabe destacar los tipos de gravamen diferentes, y como se integran y compensan las rentas.

Con la nueva ley la renta se califica y cuantifica según su origen, distinguiendo entre rendimientos netos y ganancias y pérdidas de patrimonio, e integrando y compensando las distintas rentas según su origen y calificación en Renta de ahorro y Renta General.

A efectos ilustrativos se presentas el siguiente esquema resumen de una visión comparativa con la situación anterior a la actual:

TRIRPF (anterior) LIRPF (nueva)

Renta especial: Renta del ahorro

– Rendimiento del Capital Mobiliario.- De fondos propios- De cesión de capitales, salvo a vinculadas-De capitalización de seguros

-Ganancias y pérdidas de patrimonio por transmisión de elementos patrimoniales adquiridos con más de un año de antelación – Ganancias y Pérdidas de Patrimonio por transmisión de bienes, con independencia del período de permanencia.

Renta General:- Todos los rendimientos Renta General:-Todos los rendimientos no mencionados.- Rendimientos del Capital Mobiliario siguientes: Otros rendimientos de Capital Mobiliario:- Propiedad Intelectual- Asistencia técnica- Arrendamiento de bienes- Cesión de imagenPor cesión de capitales a sociedades vinculadas:

Ganancias y Pérdidas de Patrimonio por transmisión de bienes adquiridos con menos de un año de antelación.- Imputación de rentas:- Rentas inmobiliarias- Transparencia Fiscal Internacional- Por cesión de derechos de imagen- De institución de inversión colectiva en paraísos fiscales. Ganancias y Pérdidas de Patrimonio: las que no derivan de transmisión de bienes, con independencia del período de permanencia.- Imputación de rentas:- Rentas inmobiliarias

– Transparencia Fiscal Internacional- Por cesión de derechos de imagen- De institución de inversión colectiva en paraísos fiscales.

Integración y compensación de rentas.

Existe un nuevo tratamiento de la de la integración y compensación de rentas en el sentido de que no se comunica las base del ahorro con la general.

En la base del ahorro se hacen independientes las plusvalías y los rendimientos del capital y en la base general sólo de forma limitada se compensan los rendimientos con las plusvalías que no proceden de transmisión de bienes (25% máximo).

TRIRPF (anterior) LIRPF (nueva)

Base Imponible General+ rendimientos netos+ imputación de rentas+ Gy P < 1 año <0 –máx 10% compensación con anterior.Suma < 0—compensación 4 años con la base liquidable. Base Imponible General+ rendimientos netos+ imputación de rentas= A+ G y P no de transmisión de bienes (no del ahorro)= B<0 –máx. compensación con 25% de anterior componente.Resto 4 años con mismos límites y al máximo obligatoria.Suma A +B < 0 –compensación 4 años con base liquidable general y obligatoria.

TRIRPF (anterior) LIRPF (nueva)

Base Imponible Especia+ Gy P > 1 año < 0 –compensación exlusiva 4 años obligatoria. Base Imponible del ahorro+ Rendimiento del Capital Mobiliario < 0—compensación exclusiva con este componente en 4 años (obligatoria).+ GyP por transmisión de bienes <0—compensación exclusiva en 4 años y obligatoria.No compensan entre sí, no con la base imponible general. No puede resultar negativa. Tampoco la base liquidable del ahorro.

Respecto al procedimiento de liquidación del impuesto según la nueva normativa que regula la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (LIRPF), establece que a efectos de la determinación de la base imponibles y del cálculo del impuesto, la renta se clasifica en: general y de ahorro.

Los rendimientos que se integran en la Base son netos una vez practicadas las correspondientes reducciones. A estos rendimientos se les denomina Rendimientos netos reducidos.

En cuanto a las rentas de ahorro, señala la Exposición de motivos: “Por razones de equidad y crecimiento, se otorga un tratamiento neutral a las rentas derivadas del ahorro, eliminando las diferencias no justificadas que existen actualmente entre los distintos instrumentos en los que se materializa. Con ello, la vez que se simplificará la elección de los inversores, se incrementará la neutralidad fiscal de los distintos productos y se favorecerá la productividad y competitividad, mejorando la disposición de nuestro país en un entorno internacional de libre circulación de capitales y de fuerte competencia. De esta manera, se aborda la modernización de la tributación del ahorro, asignatura pendiente de las reformas precedentes.

Se evita así que las diferencias en la presión fiscal que soportan los diferentes

instrumentos distorsionen la realidad financiera del ahorro ( como la denominada

rentabilidad financiero-fiscal que mide una rentabilidad por completo ajena a las

características intrínsecas del producto que se pretende comercializar), ya que ello

configura un marco tributario caracterizado por la falta de transparencia y

diferencias en la tributación que se utilizan en el objeto de mantener cautivas

determinadas inversiones.

Por todo ello, se establece la incorporación de todas las rentas que la Ley califica

como procedente del ahorro en una base única con tributación a un tipo fijo (18%), idéntico para todas ellas e independiente de su plazo de generación, pues la globalización económica hace inútiles los intentos de fraccionar artificialmente los mercados financieros por tipos de activos o por plazos”.

LA BASE LIQUIDABLE

Las reducciones sobre la base imponible general son:

– Reducción en tributación conjunta ( art. 84.2 con el límite de la BI general:

Familia monoparental: 2.150 euros.

Familia biparental: 3.400 euros.

Otras reducciones (con el límite de la BI general y se practican en este orden:

a) Aportaciones a sistemas de previsión social (art. 51.1).

b) Aportaciones a sistemas de PS a favor de discapacitados (art. 53).

c) Aportaciones a patrimonios protegidos de discapacitados (art. 54).

d) Pensiones compensatorias y anualidades por alimentos.(art. 55)

Aportaciones a MPS de deportista profesionales (DA 11).

La base liquidable General, saldo positivo, pueden compensarse la BL general

negativa pendiente de compensar 2003-2006, con el plazo de los cuatro años.

Como comentario a lo anterior y novedad de esta ley hay que destacar las reducciones previstas para planes de previsión social empresarial y la de los cuatro seguros de dependencia de los art. 51 a 54.

Reducciones porcentuales de los rendimientos íntegros del trabajo

2006- 2007 (sólo cuando la prestación no se perciba en forma de renta)

Régimen transitorio

Rendimientos que tengan un período de generación superior a 2 años y que no se obtengan de forma periódica o recurrente.

Si se perciben de forma fraccionada, sólo resulta aplicable la reducción

cuando el cociente resultante de dividir el número de años de generación

entre el número de períodos impositivos de fraccionamiento sea superior a

Reducción del 40%.

Rendimientos obtenidos de forma notoriamente irregular en el tiempo,

imputados en un único período impositivo:

– Cantidades percibidas con motivo del traslado a otro centro de trabajo.

– Indemnizaciones derivadas de los regímenes públicos de la Seguridad Social o Clases Pasivas, y prestaciones satisfechas por colegios de huérfanos o

instituciones similares, en los supuestos de lesiones no invalidantes.

– Prestaciones percibidas por lesiones no invalidantes o incapacidad

permanente, de empresas y entes públicos.

– Prestaciones por fallecimiento y gastos por sepelio o entierro.

– Compensación o reparación de complementos salariales, pensiones o

anualidades de duración indefinida o cantidades percibidas por la

modificación de las condiciones de trabajo.

– Cantidades percibidas por la resolución de mutuo acuerdo de la relación laboral.

-Premios literarios, artísticos o científicos (excluidas las contraprestaciones económicas derivadas de la cesión de derechos de propiedad intelectual o industrial o que sustituyan a éstas).

– Reducción del 40%.

Reglas especiales para el caso de ejercicio de opciones de compra sobre

acciones o participaciones por los trabajadores:

– Se considera rendimiento del trabajo con período de generación superior a 2 años el derivado de la concesión del derecho de opción de compra a los

trabajadores, cuando sólo puedan ejercitarse transcurridos más de 2 años

desde su concesión, si, además, no se conceden anualmente.

– Importe máximo del rendimiento sobre el que se aplica la reducción =

[salario medio anual del conjunto de los declarantes en el IRPF (21.300 €)]

x (n.º años de generación del rendimiento). Este límite se duplicará cuando

se cumplan los siguientes requisitos: las acciones y participaciones se

mantienen, al menos, durante 3 años, a contar desde el ejercicio de la

opción de compra; y la oferta de opciones de compra se realiza en las mismas

condiciones a todos los trabajadores de la empresa, grupo o subgrupos de

empresa.

Prestaciones percibidas por el partícipe derivadas de planes de pensiones, mutualidades de previsión social y planes de previsión asegurados constituidos a favor de personas con minusvalía:

– en forma de capital: reducción especial del 50%, siempre que hayan

transcurrido más de 2 años desde la primera aportación;

– en forma de renta: reducción de hasta un importe máximo de 2 veces el SMI (13.414,80 €).

[Las prestaciones en forma de renta de planes de pensiones, mutualidades de previsión social y planes de previsión asegurados constituidos a favor de

personas discapacitadas están exentas hasta un importe máximo de 3 veces el

IPREM (17.971,2 €), de acuerdo con la letra w) del art. 7.]

Prestaciones percibidas por el partícipe en forma de capital derivadas de planes de pensiones, mutualidades de previsión social y planes de previsión asegurados constituidos a favor de personas con discapacidad. Siempre que hayan transcurrido más de 2 años desde la primera aportación, se puede aplicar la reducción especial del 50% a las siguientes prestaciones:

* Prestaciones derivadas de contingencias acaecidas antes de 1/1/2007.

* Prestaciones derivadas de contingencias posteriores a 1/1/2007 por la

parte que corresponda a aportaciones anteriores a 1/1/2007.

Prestaciones percibidas en forma de capital derivadas de contratos de seguro colectivo que instrumenten compromisos por pensiones de las empresas:

* Si las aportaciones empresariales no han sido imputadas al trabajador,

reducción del 40% en los siguientes casos

– Prestaciones por invalidez.

– Prestaciones por jubilación cuando correspondan a primas satisfechas con

más de 2 años de antelación.

* Si las aportaciones empresariales han sido imputadas al trabajador:

– Prestaciones por jubilación

– Primas satisfechas con más de 2 años de antelación: reducción del 40%.

– Primas satisfechas con más de 5 años de antelación: reducción del 75%.

– Prestaciones por invalidez

– Absoluta y permanente y gran invalidez: reducción del 75%.

– Otras prestaciones: reducción del 40%.

La reducción del 75% procede también cuando han transcurrido más de 8 años desde el pago de la primera prima, siempre que las primas satisfechas

guarden una periodicidad y regularidad suficientes (período medio de

permanencia > 4 años).

Prestaciones percibidas en forma de capital derivadas de contratos de seguro colectivo que instrumenten compromisos por pensiones de las empresas. Pueden aplicarse las reducciones indicadas a las siguientes prestaciones:

* Prestaciones derivadas de contingencias acaecidas con anterioridad a

1/1/2007.

* Prestaciones derivadas de contingencias acaecidas a partir de 1/1/2007

cuando se trate de seguros colectivos contratados antes del 20/1/2006, y

sólo en la parte que corresponda a primas pagadas antes del 31/12/2006 y a

primas ordinarias y comprometidas en la póliza original pagadas después de

esta fecha.

Prestaciones percibidas en forma de capital de otros sistemas de previsión social:

* pensiones y haberes pasivos de la Seguridad Social y clases pasivos, y

demás prestaciones públicas por situaciones de incapacidad, jubilación,

accidente, enfermedad, viudedad, orfandad o similares;

* prestaciones de mutualidades generales obligatorias de funcionarios,

colegio de huérfanos y otras entidades similares;

* prestaciones de planes de pensiones;

* prestaciones de mutualidades de previsión social, y

* prestaciones de los planes de previsión asegurados.

* Reducción del 40% en los siguientes casos:

* Prestaciones por invalidez.

* Otras prestaciones, cuando hayan transcurrido más de 2 años desde la

primera aportación.

Prestaciones percibidas en forma de capital de los sistemas públicos de

previsión social:

* pensiones y haberes pasivos de la Seguridad Social y clases pasivas, y

demás prestaciones públicas por situaciones de incapacidad, jubilación,

accidente, enfermedad, viudedad, o similares, y

* prestaciones de mutualidades generales obligatorias de funcionarios,

colegio de huérfanos y otras entidades similares.

* Reducción del 40% en los siguientes casos:

* Prestaciones por invalidez.

* Otras prestaciones, cuando hayan transcurrido más de 2 años desde la

primera aportación.

Prestaciones percibidas en forma de capital derivadas de planes de

pensiones, de mutualidades de previsión social, y de planes de previsión

asegurados. En los casos indicados puede aplicarse la reducción del 40% a

las siguientes prestaciones:

* Prestaciones derivadas de contingencias acaecidas con anterioridad a

1/1/2007.

* Prestaciones derivadas de contingencias acaecidas a partir de 1/1/2007,

por la parte que corresponda a las aportaciones realizadas hasta el

31/12/2006.

No se aplican estas reducciones a las contribuciones empresariales a

sistemas de previsión social imputadas que reduzcan la base imponible.

RENDIMIENTO NETO DEL TRABAJO

Determinación del rendimiento neto

El rendimiento neto se obtiene restando del rendimiento íntegro (reducido, en su

caso) los gastos deducibles (art. 18 TR y art. 19 LIRPF). En el año 2007 el

rendimiento neto así obtenido se minorará, en su caso, en las partidas previstas en el art. 20 LIRPF, que se corresponden, con algunas variaciones en las cuantías, con partidas que reducían la base imponible en la legislación anterior (arts. 51 a 53, y 58 TR).

Gastos deducibles

* Cotizaciones a la Seguridad Social o a mutualidades generales de funcionarios.

* Detracciones por derechos pasivos.

* Cotizaciones a los colegios de huérfanos o entidades similares.

* Cuotas satisfechas a sindicatos.

* Cuotas satisfechas a los colegios profesionales, cuando la colegiación tenga

carácter obligatorio, en la parte que corresponda a los fines esenciales de estas

instituciones con el límite de 500 € anuales.

* Gastos de defensa jurídica derivados de litigios suscitados en la relación con la

persona de la que se perciben los rendimientos, con el límite de 300 € anuales.

Reducción del rendimiento neto obtenido en 2007

En el año 2007 el rendimiento neto del trabajo (RNT) se reducirá en las cantidades

que se indican a continuación. El saldo resultante de la aplicación de estas

cantidades no podrá ser negativo.

Reducción por rendimientos del trabajo.

RNT (en €)

Reducción (€/año)

Hasta 9.000 _______________________________________4.000 euros

Entre 9.000,01 y 13.000 __________ 4.000 euros – [0,35 x (RNT – 9.000)]

Superiores a 13.000 o con rentas no exentas distintas de las del trabajo

superiores a 6.500 _________________________________ 2.600 euros

Reducción por prolongación de la actividad laboral de trabajadores activos

mayores de 65 años.

Se incrementa en un 100% el importe de la reducción por rendimientos del trabajo.

Reducción por movilidad geográfica (desempleados que acepten un puesto de trabajo que exija el traslado de su residencia habitual a un nuevo domicilio).

Se incrementa en un 100% el importe de la reducción por rendimientos del trabajo en el período impositivo en que se produzca el cambio de residencia y en el siguiente.

Reducción por discapacidad de trabajadores activos.

* 3.200 €/año, por regla general.

* 7.100 €/año, si necesita ayuda de terceras personas, o tiene movilidad

reducida, un grado de minusvalía 65% o incapacidad declarada judicialmente.

REDUCCIONES A LA BASE IMPONIBLE DEL AHORRO.

La reducción del remanente no aplicado a la BI general por reducción en tributación conjunta ( art. 84.2)

La reducción del remanente no aplicado de las pensiones y anualidades por alimentos.(art. 50.2)

Rendimientos reducidos

-Capital mobiliario.

( no base general)

-Saldo positivo/ negativo.

-Compensación en cuatro años.

Ganancias y pérdidas patrimoniales por transmisión de elementos patrimoniales

(cualquiera que sea el período de generación).

El saldo positivo puede compensarse las pérdidas 2003 a 2006 de la BI especial

El saldo negativo puede compensarse en cuatro años.

En todo caso el saldo positivo de ambos conceptos se imputa a la base de ahorro y el negativo puede compensarse en cuatro años.

DEDUCCIONES.

Según la exposición de motivos de la nueva Ley 35/2006, de 28 de Noviembre, del Impuesto de la Renta de las Personas, se establece que por razón de cohesión social, se da continuidad al apoyo fiscal a la adquisición de la vivienda habitual, manteniendo la base de deducción actual y homogeneizando los porcentajes aplicables.

Como novedad con la nueva ley en los supuestos de nulidad matrimonial, divorcio o separación judicial, el contribuyente podrá seguir practicando esta deducción, en los términos que reglamentariamente se establezcan, por las cantidades satisfechas en el período impositivo para la adquisición de la que fue durante la vigencia del matrimonio su vivienda habitual, siempre que continúe teniendo esta condición para los hijos comunes y el progenitor en cuya compañía queden (art.68.1.1º).

Con la nueva regulación se mantiene la deducción del 15%, con independencia de la financiación (propia o ajena) y se mantiene también la deducción de las cantidades

depositadas en entidades de crédito para la primera adquisición o rehabilitación en la vivienda habitual.

Se ha de tener en cuenta que desaparece el porcentaje incrementado por financiación ajena. Base de la deducción: 9.015 euros anuales.

– Deducción por inversión en vivienda habitual.

1º Los contribuyentes podrán deducirse el 10,05 % de las cantidades satisfechas en el período de que se trate por la adquisición o rehabilitación de la vivienda que constituya o vaya a constituir la residencia habitual del contribuyente.

A estos efectos, la rehabilitación deberá cumplir las condiciones que se establezcan reglamentariamente.

La base máxima de esta deducción será de 9.015 euros anuales y estará constituida por las cantidades satisfechas para la adquisición o rehabilitación de la vivienda, incluidos los gastos originados que hayan corrido a cargo del adquirente y, en el caso de financiación ajena, la amortización, los intereses, el coste de los instrumentos de cobertura del riesgo de tipo de interés variable de los préstamos hipotecarios regulados en el artículo decimonoveno de la Ley 36/2003, de 11 de noviembre, de medidas de reforma económica, y demás gastos derivados de la misma.

En caso de aplicación de los citados instrumentos de cobertura, los intereses satisfechos por el contribuyente se minorarán en las cantidades obtenidas por la aplicación del citado instrumento.

También podrán aplicar esta deducción por las cantidades que se depositen en entidades de crédito, en cuentas que cumplan los requisitos de formalización y disposición que se establezcan reglamentariamente, y siempre que se destinen a la primera adquisición o rehabilitación de la vivienda habitual, con el límite, conjuntamente con el previsto en el párrafo anterior, de 9.015 euros anuales.

En los supuestos de nulidad matrimonial, divorcio o separación judicial, el

contribuyente podrá seguir practicando esta deducción, en los términos que

reglamentariamente se establezcan, por las cantidades satisfechas en el período impositivo para la adquisición de la que fue durante la vigencia del matrimonio su vivienda habitual, siempre que continúe teniendo esta condición para los hijos comunes y el progenitor en cuya compañía queden.

Cuando se adquiera una vivienda habitual habiendo disfrutado de la deducción por adquisición de otras viviendas habituales anteriores, no se podrá practicar deducción por la adquisición o rehabilitación de la nueva en tanto las cantidades invertidas en la misma no superen las invertidas en las anteriores, en la medida en que hubiesen sido objeto de deducción.

Cuando la enajenación de una vivienda habitual hubiera generado una ganancia patrimonial exenta por reinversión, la base de deducción por la adquisición o rehabilitación de la nueva se minorará en el importe de la ganancia patrimonial a la que se aplique la exención por reinversión. En este caso, no se podrá practicar deducción por la adquisición de la nueva mientras las cantidades invertidas en la misma no superen tanto el precio de la anterior, en la medida en que haya sido objeto de deducción, como la ganancia patrimonial exenta por reinversión.

Se entenderá por vivienda habitual aquella en la que el contribuyente resida

durante un plazo continuado de tres años. No obstante, se entenderá que la vivienda tuvo aquel carácter cuando, a pesar de no haber transcurrido dicho plazo, se produzca el fallecimiento del contribuyente o concurran circunstancias que necesariamente exijan el cambio de vivienda, tales como separación matrimonial, traslado laboral, obtención de primer empleo o de empleo más ventajoso u otras análogas.

Deducción por obras de adecuación de la vivienda habitual para discapacitados. ( ART. 68.1.4 DE LA LIRPF).Como novedad e amplia a los familiares en línea directa o colateral, consanguínea o por afinidad, hasta tercer grado inclusive, que convivan con él. La vivienda debe estar ocupada por cualquier persona que contempla el artículo 68. 1.4 de la LIRPF, por cualquier título por propiedad, arrendamiento, subarrendamiento, usufructuario o derecho de uso.

También conviene destacar que tratándose de obras de modificación de los elementos comunes del edificio que sirvan de paso necesario entre la finca urbana y la vía pública, así como las necesarias para la aplicación de dispositivos electrónicos que sirvan para superar barrera de comunicación sensorial o de promoción de su seguridad, podrán aplicar esta deducción además del propio contribuyente, de su cónyuge, ascendiente o descendiente que convivan con él.

Podrán aplicar la deducción por inversión en vivienda habitual los contribuyentes que efectúen obras e instalaciones de adecuación en la misma, incluidos los elementos comunes del edificio y los que sirvan de paso necesario entre la finca y la vía pública, con las siguientes especialidades:

a. Las obras e instalaciones de adecuación deberán ser certificadas por la

Administración competente como necesarias para la accesibilidad y comunicación sensorial que facilite el desenvolvimiento digno y adecuado de las personas con discapacidad, en los términos que se establezcan reglamentariamente.

c. Darán derecho a deducción las obras e instalaciones de adecuación que deban efectuarse en la vivienda habitual del contribuyente, por razón de la discapacidad del propio contribuyente o de su cónyuge o un pariente, en línea directa o colateral, consanguínea o por afinidad, hasta el tercer grado inclusive, que conviva con él.

d. La vivienda debe estar ocupada por cualquiera de las personas a que se refiere el párrafo anterior a título de propietario, arrendatario, subarrendatario o usufructuario.

e. La base máxima de esta deducción, independientemente de la fijada en el número 1 anterior, será de 12.020 euros anuales.

f. El porcentaje de deducción será el 13,4 %. df. Se entenderá como circunstancia que necesariamente exige el cambio de vivienda cuando la anterior resulte inadecuada en razón a la discapacidad.

g. Tratándose de obras de modificación de los elementos comunes del edificio que sirvan de paso necesario entre la finca urbana y la vía pública, así como las necesarias para la aplicación de dispositivos electrónicos que sirvan para superar barreras de comunicación sensorial o de promoción de su seguridad, podrán aplicar esta deducción además del contribuyente a que se refiere la letra b anterior, los contribuyentes que sean copropietarios del inmueble en el que se encuentre la vivienda.

DEDUCCIONES EN ACTIVIDADES ECONÓMICAS.

Los contribuyentes por este Impuesto que ejerzan actividades económicas les serán de aplicación los incentivos y estímulos a la inversión empresarial establecidos o que se establezcan en la normativa del Impuesto sobre Sociedades con igualdad de porcentajes y límites de deducción, con excepción de la deducción prevista en el artículo 42 del texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades.

No obstante, cuando se trate de contribuyentes por este Impuesto que ejerzan actividades económicas y determinen su rendimiento neto por el método de estimación objetiva:

a. Les serán de aplicación las deducciones para el fomento de las tecnologías de la información y de la comunicación previstas en el artículo 36 del texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades, en la forma y con los límites establecidos en el artículo 44 de dicha Ley, y en el artículo 69.2 de esta Ley. La base conjunta de estas deducciones tendrá como límite el rendimiento neto de las actividades económicas, por el método de estimación objetiva, computado para la determinación de la base imponible.

b. Los restantes incentivos a que se refiere este apartado 2 sólo les serán de

aplicación cuando así se establezca reglamentariamente teniendo en cuenta las características y obligaciones formales del citado método

DEDUCCIONES POR DONATIVOS

Como novedad en la nueva regulación del IRPF, el límite del 10% sobre la base liquidable se computa independientemente para la deducción por donativos y la deducción por inversiones y gastos en bienes de interés cultural.

Los contribuyentes podrán aplicar, en este concepto:

a. Las deducciones previstas en la Ley 49/2002, de 23 de diciembre, de régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo.

b. El 10 % de las cantidades donadas a las fundaciones legalmente reconocidas que rindan cuentas al órgano del protectorado correspondiente, así como a las asociaciones declaradas de utilidad pública, no comprendidas en el párrafo anterior.

DEDUCCIÓN POR DOBLE IMPOSICIÓN

Según la nueva regulación que la LIRPF realiza sobre este concepto desaparece la deducción por doble imposición por cuanto estas rentas tributan en la base de ahorro al tipo del 18% y los 1.500 euros primeros están exentos.

Se establece un régimen transitorio para que las cantidades, pendientes de deducción a 1-1-2007 y procedentes de los años 2003 a 2006, puedan deducirse de la cuota líquidas 2007 y siguientes.

OTRAS DEDUCCIONES

a) Deducción por rentas obtenidas en Ceuta y Melilla: 50%.

b) Deducción por actuaciones para la protección y difusión del Patrimonio Histórico Español y de las ciudades, conjuntos y bienes declarados Patrimonio Mundial: 15% del importe de las inversiones o gastos.

c) Deducción por cuenta ahorro empresa: por las cantidades que se depositen en entidades de crédito, en cuentas separadas de cualquier otro tipo de imposición, destinadas a la constitución de una sociedad Nueva Empresa regulada en el capítulo XII de la ley 2/1995, de 23 de marzo, de Sociedades de Responsabilidad Limitada: La base máxima de esta deducción será de 9.000 euros anuales y el porcentaje de deducción aplicable sobre la base de deducción: 15%.

Se trata de conocer las claves de la reforma realizada por la nueva ley del impuesto para poder plantear las estrategias necesarias para que se pueda ahorrar parte del pago al fisco tomando las decisiones adecuadas. También se quiere hacer un repaso de todos aquellos aspectos esenciales de la liquidación en todas aquellas fases que se consideran de importancia por afectar directamente a conceptos importantes así como a las reducciones, deducciones, exenciones, etc.

TIPOS Y ESCALAS

TRLIRPF LIRPF

art.64 Escala General del impuesto Art.63 Escala General del impuesto

Base liquidable Cuota Íntegra Resto base liquidable Tipo aplicable Base liquidable Cuota íntegra Resto base liquidable Tipo aplicable

0 0 4.080 9,06 0 0 17.360 15,66

4.080 369,65 9.996 15,84 17.360 2.718,58 15.000 18,27

14.076 1.953,02 12.240 18,68 32.360 5.459,08 20.000 24,14

26.316 4.239,45 19.584 24,71 52.360 10.287,08 En adelante

45.900 9.078,66 En adelante 29,16

TRLIRPF LIRPF

art.75 Escala autonómica o complementaria del impuesto Art.74 Escala autonómica o complementaria del impuesto

Base liquidable Cuota íntegra Resto base liquidable Tipo aplicable Base liquidable Cuota íntegra Resto base liquidable Tipo aplicable

0 0 4.080 9,06 0 0 17.360 8,34

4.080 242,35 9.996 8,16 17.360 1.447,82 15.000 9,73

14.076 1.058,02 12.240 9,32 32.360 2.907,32 20.000 12,86

26.316 2.198,79 19.584 12,29 52.360 5.479,32 En adelante 15,87

45.900 4.605,66 En adelante 15,84

Nuria Valero Santiago

Abogada

Publicado por